Síndrome de Intestino Irritable: Beneficios de los probióticos

El síndrome de intestino irritable, es un trastorno funcional intestinal, que, si bien se clasifica como una enfermedad que no pone en peligro la vida, causa una disminución en la calidad de vida, en la capacidad de desarrollarse en la sociedad, e implica grandes pérdidas económicas. Este trastorno, se manifiesta con un conjunto de síntomas gastrointestinales crónicos (como el dolor abdominal, hinchazón y flatulencia), y cambio en la frecuencia y consistencia de las heces (como el tener diarrea, estreñimiento, o ambas) (1,2,3).

El intestino irritable es el trastorno gastrointestinal más diagnosticado, con una prevalencia mundial de 10 a 15%. Asimismo, es más frecuente en personas mayores de 50 años, y las mujeres, tienen mayor probabilidad de tener intestino irritable que los hombres, siendo más común en la población femenina, los síntomas asociados a estreñimiento, mientras que, en los hombres, la diarrea suele ser el síntoma más común (1,2).

En muchos estudios científicos, se ha determinado la relación de la microbiota intestinal y el funcionamiento anormal del tracto gastrointestinal del síndrome de intestino irritable, así como el uso de probióticos como parte del tratamiento de este trastorno (4). A continuación, te contamos todo sobre los beneficios de los probióticos en el intestino irritable.

1. Relación del Intestino irritable y la microbiota intestinal

Microbiota intestional
Fuente: La Vanguardia

La microbiota intestinal, es el conjunto de microorganismos vivos que habitan en el tracto gastrointestinal, y que brindan muchos beneficios para la salud. Entre sus principales funciones y beneficios se encuentran el fortalecer el epitelio intestinal (tejido conformado por células, que recubre el intestino), recolectar energía, proteger contra microorganismos patógenos, y regular el sistema inmunológico. Sin embargo, estas funciones beneficiosas, pueden alterarse cuando hay un desequilibrio o alteración en la microbiota, lo que se conoce como disbiosis (5).

Muchos estudios científicos han demostrado que la fisiopatología (estudio de las causas de la enfermedad) del síndrome de intestino irritable, está relacionada a la microbiota intestinal. Ya que, cuando esta se encuentra alterada o en disbiosis, estaría induciendo a cambios en el movimiento y la permeabilidad intestinal, y en el procesamiento de los alimentos. Estas alteraciones, estarían ocasionando la aparición de los primeros síntomas del síndrome de intestino irritable (1,2,6).

Por lo tanto, en las personas con intestino irritable, la alteración de la microbiota intestinal estaría causando que la persona tenga más microorganismos “malos”, que microorganismos “buenos” en su intestino, ocasionando síntomas. Es por esto, que los estudios científicos y la evidencia clínica, se encuentran en la búsqueda de nuevas opciones de tratamiento, como es el caso del uso de probióticos para modular y equilibrar la microbiota intestinal, así como, para disminuir los síntomas de la enfermedad (6,7).

 

2. ¿Qué son los probióticos?

Beneficios de los probióticos en el intestino irritable
Fuente: Istock

Los probióticos, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura (FAO), y la Organización Mundial de la Salud (OMS), son microorganismos vivos que cuando se administran en dosis adecuadas, brindan beneficios para la salud. Estos actúan principalmente en el sistema digestivo, actuando directamente en la microbiota intestinal, y protegiendo todo el aparato digestivo de microorganismos nocivos, mejorando la digestión y la función del intestino, y proporcionando muchos otros beneficios para todo el cuerpo (6,7).

Los probióticos, se encuentran naturalmente en algunos alimentos fermentados, se comercializan como suplementos, y también pueden ser añadidos a muchos productos alimenticios (7).

 

3. Beneficios de los probióticos en el intestino irritable

Síntomas del intestino irritable
Fuente: Istock

Los probióticos en el síndrome de intestino irritable, tienen 4 beneficios principales, los cuales te mostramos a continuación:

3.1 Modulación de la microbiota intestinal

Los probióticos, tienen la capacidad de inhibir, desplazar, o interferir en el proceso de adhesión de bacterias patógenas en el intestino. Además, los probióticos pueden producir diferentes sustancias antimicrobianas y reducen el ph del intestino delgado, logrando que se inhiba el crecimiento de bacterias patógenas, y promoviendo que haya un mejor equilibrio en la microbiota, es decir, más bacterias “buenas” para el intestino (6).

3.2 Mejora la función de la barrera intestinal

La barrera intestinal, es la encargada de proteger al intestino del medio ambiente, y mantener en buen estado el epitelio intestinal. Los probióticos, tienen la capacidad de promover la secreción de moco, el cual protege al epitelio contra bacterias o antígenos dañinos, ya que, la capa mucosa se considera una primera barrera de defensa. Además, la capa de moco en el intestino actúa como un lubricante, mejorando el movimiento intestinal, y, por lo tanto, la digestión (6).

3.3 Mejora la inmunidad intestinal

Los probióticos pueden contribuir a mejorar la inmunidad intestinal, ya que actúan regulando las células anti inflamatorias del intestino. Además, estimulan la producción de inmunoglobulinas, los cuales son anticuerpos que protegen al intestino de microorganismos patógenos (6).

3.4 Comunicación de la microbiota y el eje intestino- cerebro

Un consumo adecuado de probióticos, para mantener la salud y equilibrio de la microbiota intestinal, puede contribuir al buen funcionamiento de la comunicación entre la microbiota y el cerebro. Ya que, estudios científicos han determinado que, la microbiota intestinal puede afectar el comportamiento, el estado de ánimo, y la cognición. Por lo tanto, es muy importante conocer esta información, ya que, la depresión, es una comorbilidad muy asociada al síndrome de intestino irritable, y los probióticos pueden contribuir a prevenirla, mejorando la microbiota (6).

 

4. Pero, ¿Qué alimentos contienen probióticos?

Alimentos fermentados
Fuente: Istock

Los alimentos que contienen probióticos, son los alimentos fermentados. Entre los alimentos fermentados, con alto contenido de probióticos se encuentran:

  1. Yogurt
  2. Kimchi (col o repollo fermentado con sal y especias, como ajo y jengibre)
  3. Kombucha
  4. Miso
  5. Chucrut
  6. Kéfir
  7. Tempeh

Recuerda, revisar la lista de ingredientes de cada producto, y preferir los alimentos que no tengan azúcar añadida, y tengan pocos ingredientes en su composición.

Además, recuerda que, si vas a consumir probióticos mediante un suplemento nutricional, es seguro que estos contengan las especies Lactobacillus y Bifidobacterium, los cuales son los probióticos más estudiados, y son poco probables a causar daño (8). Por último, es necesario consultarlo con tu médico o nutricionista especializado, ya que él te indicará la dosis más adecuada. 

 

En conclusión, los probióticos brindan muchos beneficios para la salud intestinal, sobre todo en los pacientes con síndrome de intestino irritable. Ya que, contribuye a equilibrar y modular la microbiota intestinal, a mejorar el funcionamiento de la barrera intestinal, a protegernos de bacterias patógenas porque mejoran la inmunidad intestinal, y a mantener saludable la comunicación entre la microbiota intestinal y el cerebro, mejorando el estado de ánimo, y previniendo trastornos y enfermedades como la depresión.

 

Recuerda que, es importante informarse adecuadamente sobre qué productos son aptos para nuestra salud. Ya que manera frecuente, la industria alimentaria ha llegado a informar erróneamente al consumidor y esto resulta en la compra de alimentos altamente procesados, altos en azúcares refinados y grasas saturadas. 

Saber hacer tus compras de una forma consciente y acertada es parte de este proceso para llevar un estilo de vida saludable. Recuerda que con la app de GUNDO puedes hacer tus compras mientras recibes recomendaciones nutricionales personalizadas según tu perfil de alimentación. Descárgala gratis aquí.

Si quieres formar parte del Gundo Blog Club, para ser el primero en recibir futuras publicaciones, deja tu correo en el siguiente formulario.

 

 

Pierina Vidal Del Carpio

Licenciada en Nutrición y Dietética

 

Bibliografía:

  1. Chlebicz-Wójcik A, Śliżewska K. Probiotics, Prebiotics, and Synbiotics in the Irritable Bowel Syndrome Treatment: A Review. Biomolecules. 2021; 11(8):1154. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34439821/
  2. Asha MZ, Khalil SFH. Efficacy and Safety of Probiotics, Prebiotics and Synbiotics in the Treatment of Irritable Bowel Syndrome: A systematic review and meta-analysis. Sultan Qaboos Univ Med J. 2020; 20(1):e13-e24. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32190365/
  3. Rodiño-Janeiro BK, Vicario M, Alonso-Cotoner C, Pascua-García R, Santos J. A Review of Microbiota and Irritable Bowel Syndrome: Future in Therapies. Adv Ther. 2018; 35(3):289-310. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29498019/
  4. Zhang T, Zhang C, Zhang J, Sun F, Duan L. Efficacy of Probiotics for Irritable Bowel Syndrome: A Systematic Review and Network Meta-Analysis. Front Cell Infect Microbiol. 2022; 12:859967. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/35433498/
  5. Thursby E, Juge N. Introduction to the human gut microbiota. Biochem J. 2017; 474(11):1823-1836. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5433529/ 
  6. Simon E, Călinoiu LF, Mitrea L, Vodnar DC. Probiotics, Prebiotics, and Synbiotics: Implications and Beneficial Effects against Irritable Bowel Syndrome. Nutrients. 2021; 13(6):2112. Disponible en : https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34203002/
  7. National lnstitutes of Health. Office of Dietary Supplements. Probióticos. 2022. Disponible en: https://ods.od.nih.gov/factsheets/Probiotics-DatosEnEspanol/
  8. National lnstitutes of Health. Office of Dietary Supplements. Probiotics. 2022. Disponible en: https://ods.od.nih.gov/factsheets/Probiotics-HealthProfessional/
Comparte este artículo en tus redes sociales si te ha parecido interesante