¿Qué son las alergias alimentarias?

En los últimos años, las alergias alimentarias se han convertido en un problema de salud pública a nivel mundial, ya que estas pueden afectar a personas de todas las edades, razas, y diferentes estratos socioeconómicos (1).

En Estados Unidos, la alergia alimentaria afecta a 1 de cada 10 adultos, y a 1 de cada 12 niños, siendo probable que más del 10% de la población americana sufra al menos una alergia alimentaria. Por otro lado, estudios recientes de diferentes países, han demostrado un aumento en la prevalencia de hospitalizaciones por anafilaxia (reacción alérgica grave) inducida por alimentos, así como un aumento de casos ingresados a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), por la misma causa (1,2).

Este tipo de alergias, puede impactar negativamente en la calidad de vida y la salud mental de los niños y sus familias. Esto se debe, a que hay un mayor grado de ansiedad y preocupación, además los niños con esta condición pueden sufrir acoso por evitar y reemplazar ciertos alimentos, y, hay una mayor carga financiera por gastos médicos y compras de productos alternativos (2). 

Es por esto que, para disminuir el impacto negativo en la calidad de vida de los niños y sus familias, es importante tener un diagnóstico preciso, y buscar tratamientos específicos para la alergia alimentaria (2). A continuación, te contamos un poco más sobre el tema.

 

1. ¿Qué son las alergias alimentarias?

Mantequilla de mani
Fuente: UF Health

La alergia alimentaria, es una respuesta inmunitaria a un antígeno alimentario específico (alérgeno), causada por el anticuerpo Inmunoglobulina E (IgE). Este alérgeno alimentario, es normalmente inofensivo para la población sana, sin embargo, actúa en personas susceptibles a él, causando reacciones y síntomas clínicos en cuestión de minutos (3,4,5). La mayoría de reacciones alérgicas no se consideran graves, sin embargo, hay algunas que implican dificultad respiratoria y cardiovascular, lo que puede poner en riesgo la vida (3).

En el caso de los niños, los alimentos que causan reacciones alérgicas con mayor frecuencia, son el huevo, la leche de vaca, el maní, los frutos secos, la soja, y el trigo. Mientras que, en los adultos, los alérgenos alimentarios son los mismos, pero además se incluyen los pescados y mariscos (3).

 

2. Principales alérgenos alimentarios

Principales alergenos alimentarios
Fuente: Gestión de Restaurantes

Según la FDA (U.S. Food & Drug Administration), existen muchos alimentos que pueden causar alergia, sin embargo, se identifican 8 alimentos alergénicos más comunes, los cuales son los causantes del 90% de reacciones alérgicas por alimentos en Estados Unidos (6). A continuación, te los presentamos:

2.1 Leche

La alergia a la leche de vaca es la alergia alimentaria más común entre los bebés y niños pequeños, afectando aproximadamente al 2.5% de niños menores de 2 años. Los signos y síntomas asociados a esta alergia incluyen, la rinitis alérgica (inflamación de la mucosa en la nariz), asma, dermatitis atópica (enrojecimiento de la piel y picazón) moderada o grave, y desarrollar la alergia en el primer mes de vida. Un factor positivo, es que la alergia a la leche de vaca, puede superarse a lo largo de la niñez y la adolescencia, en la mayoría de casos (3).

2.2 Huevos

La alergia al huevo de gallina, es también una alergia común en la infancia, y que con frecuencia se supera entre la niñez y la adolescencia. Muchos niños suelen tolerar el huevo en productos horneados, más no en preparaciones en donde se encuentre ligeramente cocido o crudo (3).

2.3 Pescados

En la actualidad, la alergia al pescado tiene una prevalencia del 7% en niños, y, a diferencia de otras alergias, esta puede persistir hasta la adultez, y presentar signos y síntomas potencialmente mortales (7).

2.4 Mariscos (cangrejo, langosta, camarón)

La alergia a los mariscos, representa el 10% de la población mundial, considerándose ya, como un problema de salud pública, el cual se presenta en su mayoría, en personas adultas. Esta alergia suele persistir durante toda la vida, y los signos y síntomas pueden presentarse inmediatamente, o hasta 8 horas después de haber consumido el alimento (8).

2.5 Nueces de árbol

La alergia a las nueces de árbol (o también llamado frutos secos), como las almendras, pecanas, avellanas, castañas, anacardos, y pistachos, suele comenzar en la infancia y persistir durante toda la vida. En la actualidad, este tipo de alergia es la causa principal de reacciones alérgicas graves, causando incluso la muerte de niños y adultos. Además, la alergia a los frutos secos ha aumentado en los últimos años, y especialistas lo relacionan con está el hecho de que este grupo de alimentos, se han vuelto una opción de merienda frecuente (9).

2.6 Maní o cacahuate

Normalmente la alergia al maní, se estudia junto a la alergia a las nueces de árbol, ya que ambas han demostrado que se pueden desarrollar juntas, presentándose en un 30 a 40% de pacientes con alergia. Sin embargo, a diferencia de la alergia a las nueces de árbol, la alergia al maní puede superarse en algunos casos, y aumenta las probabilidades de que los pacientes que hayan superado este tipo de alergia, puedan también superar la alergia a las nueces de árbol (3).

2.7 Trigo

La alergia al trigo es común en los niños pequeños, sin embargo, esta suele superarse en su mayoría, a los 5 años o, de lo contrario, en la adolescencia. Por otro lado, es importante mencionar que, la alergia al trigo es independiente de la enfermedad celíaca, en la cual existe una sensibilidad al gluten (3).

2.8 Soja

La alergia a la soja puede desarrollarse en cualquier edad, sin embargo, es más común en bebés y niños pequeños, que en adultos. A diferencia de otras alergias, la alergia a la soya muy pocas veces puede causar una reacción alérgica grave (anafilaxia), pero sí es frecuente la aparición de síntomas leves, como la urticaria (ronchas y picazón en la piel) (10).

 

3. Factores que influyen en el desarrollo de alergias alimentarias

Huevo en la alimentacion complementaria
Fuente: Eggs.co

 

Actualmente se conocen algunos factores que participan en el desarrollo de las alergias alimentarias, sin embargo, estos se siguen estudiando. 

3.1 Exposición al alérgeno alimentario: 

Actualmente se sabe, que el brindar alimentos alergénicos durante el primer año de vida, puede disminuir el riesgo de alergias alimentarias. Por el contrario, si se retrasa el introducir estos alimentos en la dieta, puede aumentar el riesgo de desarrollar alergias (11).

3.2 Microbiota intestinal:  

Los hábitos y factores del estilo de vida, pueden influenciar en la salud de la microbiota intestinal, la cual es una parte fundamental del sistema inmunológico. El uso de antibióticos, el sueño y el descanso, y el parto por cesárea, pueden reducir la diversidad de la microbiota, y aumentar el riesgo de desarrollar alergias alimentarias (11).

3.3 Desequilibrio nutricional: 

Las dietas occidentales (caracterizadas por un exceso de consumo de carnes rojas, azúcar, y alimentos ultraprocesados; e ingesta deficiente de frutas y verduras), pueden también aumentar el riesgo de desarrollar alergias alimentarias. (11).

 

4. Tratamiento para alergias alimentarias

Inmunoterapia en piel
Fuente: Istock photos

El principal método de tratamiento para las alergias alimentarias, sigue siendo la evitación de alérgenos en alimentos y suministrar medicamentos de emergencia (en caso de una reacción grave), ya que, si bien es cierto, hay tratamientos novedosos para estos casos, pero ninguno es realmente efectivo. Sin embargo, el evitar alérgenos alimentarios, es complicado para los pacientes y sus familias, ya que el consumir alimentos en restaurantes y aviones, o consumir productos procesados, se vuelve tedioso para ellos (2).

En últimos estudios publicados, se ha visto también un tipo de terapia que puede disminuir el grado de reacciones alérgicas a alimentos, en pacientes con esta condición. Se trata de la Inmunoterapia específica, la cual tiene como objetivo, aumentar la dosis máxima de alimentos necesaria para desencadenar una reacción alérgica, es decir, aumentar la tolerancia al alérgeno (4). En este tratamiento, se brinda dosis diarias y progresivas del alérgeno (ya sea por vía sublingual o subcutánea), y es recomendado para niños entre 4 y 5 años, con alergias al maní, leche de vaca, y huevo de gallina, en los cuales se ha visto un aumento en la tolerancia al alérgeno (4).

 

En conclusión, las alergias alimentarias se consideran ya un problema de salud pública, puesto que la prevalencia se encuentra aumentando. Sin embargo, hay algunos factores del estilo de vida y alimentación, que pueden disminuir el riesgo a desarrollar este tipo de alergias, como el introducir alimentos alergénicos a temprana edad, y tener hábitos de sueño y alimentación saludables.

Si quieres saber más sobre las alergias alimentarias, te invitamos a unirte a nuestra comunidad, y leer nuestro artículo titulado: ¿Puede el maní reducir el riesgo de alergia en bebés?

 

Pierina Vidal Del Carpio

Licenciada en Nutrición y Dietética

 

Bibliografía

 

  1. Warren C M, Jiang J, Gupta R S. Epidemiology and Burden of Food Allergy. Current allergy and asthma reports. 2020; 20(2): 6. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32067114/
  2. Peters R L, Krawiec M, Koplin J J, Santos A F. Update on food allergy. Pediatric allergy and immunology : official publication of the European Society of Pediatric Allergy and Immunology. 2021; 32(4): 647–657. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33370488/
  3. Iweala O I, Choudhary S K, Commins S P. Food Allergy. Current gastroenterology reports. 2018; 20(5): 17. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29623490/
  4. De Martinis M, Sirufo M M, Suppa M, Ginaldi L. New Perspectives in Food Allergy. International journal of molecular sciences. 2020; 21(4): 1474. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32098244/
  5. Devonshire A L, Lin A A. Tackling Food Allergy in Infancy. Immunology and allergy clinics of North America. 2021; 41(2): 205–219. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33863480/
  6. U.S. Food & Drug Administration (FDA). Food Facts.2021. Disponible en:  https://www.fda.gov/media/147329/download
  7. Buyuktiryaki B, Masini M, Mori F, Barni S, Liccioli G, Sarti L, et al. IgE-Mediated Fish Allergy in Children. Medicina (Kaunas, Lithuania). 2021; 57(1): 76. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33477460/
  8. Wai C, Leung N, Chu K H, Leung P, Leung A, Wong G, et al. Overcoming Shellfish Allergy: How Far Have We Come?. International journal of molecular sciences. 2020; 21(6):2234. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32210187/
  9. Kuźmiński A, Przybyszewski M, Przybyszewska J, Ukleja-Sokołowska N, Pałgan K, Bartuzi Z. Tree nut allergy. Postepy dermatologii i alergologii. 2021; 38(4):544– 549. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34658691/
  10.  KidsHealth. Alergia a la soja. Agosto,2018. Disponible en:  https://kidshealth.org/es/parents/soy-allergy.html
  11. Comberiati P, Costagliola G, D’Elios S, Peroni D. Prevention of Food Allergy: The Significance of Early Introduction. Medicina (Kaunas, Lithuania). 2019; 55(7):323. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/31261990/

 

Comparte este artículo en tus redes sociales si te ha parecido interesante