Ácido fólico: Un nutriente esencial en el embarazo

El ácido fólico se considera en la actualidad, uno de los nutrientes clave durante la etapa del embarazo. Especialmente, porque su deficiencia en esta etapa, se ha visto relacionada con defectos congénitos graves del cerebro y la columna vertebral en los bebés, llamados Defectos del Tubo Neural (DTN) (1). Estos defectos, se producen en el primer mes de embarazo (incluso, mucho antes de que una mujer sepa que está embarazada), y se originan porque el tubo neural, que forma el encéfalo y la columna vertebral, no se cierra adecuadamente. Por lo tanto, da origen a dos de los defectos más comunes en esta etapa: la espina bífida y la anencefalia, los cuales pueden ser diagnosticados antes de que el niño nazca, ya sea por exámenes de laboratorio o imágenes (2,3).

En el caso de la espina bífida, la columna vertebral del feto no llega a cerrarse del todo, mientras que, en la anencefalia, una gran parte del cerebro y del cráneo no logran desarrollarse. Además, estos defectos congénitos pueden dañar los nervios, y causar una pérdida de las funciones (como una parálisis leve en las piernas). Sin embargo, si bien no existe cura para estas afecciones, se puede seguir un tratamiento para prevenir complicaciones (2).

Bebe de 8 semanas
Fuente: Istock photo

En Estados Unidos, 1300 bebés aproximadamente, nacen con DTN cada año (1). Por otro lado, en Canadá, la prevalencia de defectos del tubo neural, por cada 10 000 nacimientos, es de 5.66%, siendo más alta la prevalencia del tipo espina bífida, en comparación con la anencefalia (1,4). Sin embargo, estrategias de salud en varios países, como la suplementación con ácido fólico, en mujeres en edad fértil (de 15 a 49 años), y la fortificación de alimentos con el mismo nutriente, han logrado disminuir significativamente la prevalencia de DTN (1,5).

A continuación, te contamos más sobre el ácido fólico y su importancia en el embarazo.

 

1. ¿Qué es el ácido fólico?

Cápsula de vitamina B9
Fuente: Istock photo

El ácido fólico, es la forma sintética del folato, utilizada en suplementos dietéticos y fortificación de alimentos. Mientras que, el folato es un tipo de vitamina B (B9) que se encuentra naturalmente en muchos alimentos, y tiene un papel vital en la etapa del embarazo. Esta vitamina, es necesaria para producir el ADN y material genético del nuevo ser, así como, participa en la división y crecimiento celular del feto (6,7).

A pesar de su importancia en el desarrollo del bebé, la deficiencia de folato es una de las deficiencias más comunes en el embarazo. De hecho, en la mayoría de casos, esto se debe, a que el requerimiento de esta vitamina en una mujer embarazada aumenta, debido al crecimiento y desarrollo del feto. Además, es posible que la madre tenga una ingesta dietética insuficiente en folatos (7).

Sin embargo, la deficiencia de folato puede llevar a un deterioro de la función de las células del cuerpo, así como, a deteriorar la síntesis del ADN, y afectar negativamente a la actividad genética. Esto estaría provocando, que el tubo neural no se cierre correctamente, y se podría desarrollar algún defecto del tubo neural (como la espina bífida y la anencefalia) y otros defectos cardiacos congénitos, como lo mencionamos anteriormente (7).

 

2. Beneficios del ácido fólico en el embarazo

2.1 Formación adecuada del tubo neural

Sin duda, el consumir una cantidad adecuada de ácido fólico en el embarazo, contribuye a un correcto desarrollo del tubo neural y ADN (material genético), un óptimo crecimiento de las células, y formación de glóbulos rojos del feto. Asimismo, brinda un menor riesgo de desarrollar defectos del tubo neural y otras enfermedades congénitas (5).

2.2 Menor riesgo de preeclampsia

La preeclampsia es una complicación del embarazo, caracterizada por presentar presión arterial alta, e hinchazón en las manos y/ o pies. Además, puede provocar también, desprendimiento de placenta, parto prematuro, y dañar órganos vitales, poniendo en riesgo la vida de la madre y el feto (8).

Pero, ¿Y cómo la preeclampsia está relacionada con el ácido fólico?. Pues bien, un estudio publicado en el año 2018, en el cual se analizaron 14 estudios relacionados al ácido fólico y su asociación con la preeclampsia, determinó que la suplementación con ácido fólico durante la gestación, redujo significativamente el riesgo de preeclampsia. Esto, gracias a que esta vitamina contribuye a mejorar la implantación de la placenta en el útero de la madre (9). 

2.3 Menor riesgo de Trastorno del Espectro Autista (TEA)

La asociación entre el riesgo de desarrollar TEA en el embarazo, y el consumo de suplementos de ácido fólico, aún se encuentra en investigación. Sin embargo, estudios recientes han encontrado que existe una asociación positiva entre las madres que se suplementaron con ácido fólico antes y durante el embarazo, y una reducción en el riesgo de desarrollar TEA, en comparación con las madres que no fueron suplementadas (10).

2.4 Menor riesgo de nacimiento prematuro

Recordemos que el ácido fólico es importante para el correcto desarrollo de las células de los órganos del bebe, así como, la formación de su ADN e implantación de la placenta en el útero de la madre. Por lo tanto, una deficiencia de ácido fólico puede causar desprendimiento de la placenta y parto prematuro, así como, un retraso del crecimiento fetal y bajo peso al nacer (11).

 

3. Alimentos con ácido fólico

Vegetales de hoja verde y ácido fólico
Fuente: Istock photos

Muchos alimentos contienen folatos en su composición natural, mientras que, otros son fortificados en su forma de ácido fólico. A continuación, te presentamos una lista de los alimentos con mayor contenido de ácido fólico (6, 12).

3.1 Alimentos con folato en su composición natural:

  • Hígado de res
  • Verduras: como, por ejemplo, los espárragos, coles de Bruselas, espinaca, y acelga.
  • Frutas: como la naranja, jugo de naranja, y mango.
  • Frutos secos y semillas: como el maní, las almendras, avellanas, pistachios, y también, las semillas de girasol.
  • Legumbres: como los frijoles de ojo negro, guisantes verdes, y lentejas.

3.2 Alimentos fortificados con ácido fólico:

  • Pan con harina de trigo fortificada, harina de trigo, arroz, y pasta.
  • Cereales y granolas para el desayuno, fortificados.
  • Harina de maíz fortificada 

 

4. Suplementación con ácido fólico

B9- acido folico
Fuente: Istock photo

Principalmente, la suplementación con ácido fólico está dirigida a todas las mujeres en edad reproductiva, entre los 15 y 49 años. Por esto mismo, la Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda que todas las mujeres en la edad mencionada, deben suplementarse con 400 microgramos (ug) diarios de ácido fólico, antes del embarazo. Mientras que, en la etapa de gestación, deben hacerlo con 600 ug diarios. 

Por otro lado, es importante mencionar, que el suplemento de ácido fólico, es recomendado adicionalmente al folato consumido en los alimentos. Ya que, se ha visto que el folato en forma de ácido fólico, es decir, en el suplemento, tiene una mayor capacidad de absorberse en el organismo, a diferencia del folato propio de los alimentos (6,13).

En conclusión, el ácido fólico es un nutriente muy importante para el periodo de concepción, así como, para el correcto desarrollo del bebé. Por lo tanto, es indispensable que todas las mujeres en edad reproductiva, tengan un consumo alto de folatos, a través de una dieta saludable. Asimismo, suplementarse diariamente con ácido fólico para cubrir los requerimientos de este nutriente, y prevenir el desarrollo de defectos congénitos durante el embarazo.

Si quieres saber más sobre la nutrición en el embarazo, únete a nuestra comunidad.

 

Pierina Vidal Del Carpio

Licenciada en Nutrición y Dietética

 

5. Bibliografía:

  1. Flores A L, Cordero A M, Dunn M, Sniezek J E, Arce M A, Crider K S, et al. Adding folic acid to corn Masa flour: Partnering to improve pregnancy outcomes and reduce health disparities. Preventive medicine. 2018; 106: 26–30. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29128408/
  2.   MedlinePlus en español [Internet]. Bethesda (MD): Biblioteca Nacional de Medicina (EE. UU.). Defectos del tubo neural; [actualizado 8 de Febrero 2022]. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/neuraltubedefects.html
  3.   Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Datos sobre los defectos del tubo neural [actualizado 23 de Octubre 2020]. Disponible en: https://www.cdc.gov/ncbddd/spanish/birthdefects/datos-sobre-los-defectos-del-tubo-neural.html#:~:text=Los%20dos%20defectos%20del%20tubo,(un%20defecto%20del%20cerebro).
  4.       Wilson R D, & O’Connor D L. Maternal folic acid and multivitamin supplementation: International clinical evidence with considerations for the prevention of folate-sensitive birth defects. Preventive medicine reports 2021; 24: 101617. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34976673/
  5.       Chen M Y, Rose C E, Qi Y P, Williams J L, Yeung L F, Berry R J, et al. (2019). Defining the plasma folate concentration associated with the red blood cell folate concentration threshold for optimal neural tube defects prevention: a population-based, randomized trial of folic acid supplementation. The American journal of clinical nutrition. 2019; 109(5): 1452–1461.Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/31005964/
  6.   National Institutes of Health (NIH). Office of Dietary Supplements. Folato [Actualizado 7 de Diciembra 2018]. Disponible en: https://ods.od.nih.gov/factsheets/Folate-DatosEnEspanol/
  7.       Ha A, Zhao Y, Binns C W, Pham N M, Nguyen C L, Nguyen P, et al. Low Prevalence of Folic Acid Supplementation during Pregnancy: A Multicenter Study in Vietnam. Nutrients. 2019; 11(10): 2347. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/31581726/
  8.   National Institutes of Health (NIH). Eunice Kennedy Shriver National Institute of Child Health and Human Development. ¿Cuáles son los riesgos de la preeclampsia y la eclampsia para la madre? [actualizado 20 de Enero 2015]. Disponible en: https://espanol.nichd.nih.gov/salud/temas/preeclampsia/informacion/riesgos-madre
  9.       Liu C, Liu C, Wang Q, Zhang Z. Supplementation of folic acid in pregnancy and the risk of preeclampsia and gestational hypertension: a meta-analysis. Archives of gynecology and obstetrics. 2018; 298(4): 697–704. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29978414/
  10.   Levine S Z, Kodesh A, Viktorin A, Smith L, Uher R, Reichenberg A, et al. Association of Maternal Use of Folic Acid and Multivitamin Supplements in the Periods Before and During Pregnancy With the Risk of Autism Spectrum Disorder in Offspring. JAMA psychiatry. 2018; 75(2): 176–184. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29299606/
  11.   Bailey L B, Stover P J, McNulty H, Fenech M F, Gregory J F, 3rd, Mills J L. Biomarkers of Nutrition for Development-Folate Review. The Journal of nutrition. 2015; 145(7): 1636S–1680S.Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4478945/
  12.   Clínica Universidad de Navarra. Alimentos ricos en vitamina B9 o ácido fólico. 2022. Disponible en: https://www.cun.es/chequeos-salud/vida-sana/nutricion/alimentos-ricos-vitamina-b9
  13.   Wan Ismail W R, Abdul Rahman R, Rahman N, Atil A, Nawi A M. The Protective Effect of Maternal Folic Acid Supplementation on Childhood Cancer: A Systematic Review and Meta-analysis of Case-control Studies. Journal of preventive medicine and public health = Yebang Uihakhoe chi. 2019. 52(4), 205–213. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6686110/
Comparte este artículo en tus redes sociales si te ha parecido interesante